Nuestras Prácticas

Como una empresa de actuación global, nuestras prácticas de bienestar animal son marcadas por las directrices de la Organización Mundial de Salud Animal (OIE). Sin embargo, en varios aspectos, los principios aplicados en la empresa van más allá de normas y estándares internacionales, lo que refuerza el compromiso de la compañía. BRF utiliza las normas europeas como referencia para estándares mínimos de bienestar animal en las granjas, ya que las mismas son reconocidamente las más rigurosas entre los mercados donde la empresa opera.

Además, con la intención de adoptar las mejores prácticas, la compañía garantiza capacitaciones constantes para los equipos de gestores, técnicos, productores, conductores y operadores, además del perfeccionamiento del proceso de producción, englobando manejos, nutrición y cuidados sanitarios.

CONOZCA MÁS SOBRE NUESTRA ACTUACIÓN

BRF cuenta con un equipo propio de médicos veterinarios que atiende el 100% de los planteles (grupo de animales de producción). El cuidado también se extiende a todo el medicamento utilizado, que es adquirido y distribuido por la propia BRF, certificando su procedencia mediante auditorías y registros ante junto a los órganos oficiales.

Nuestros animales no son genéticamente
modificados y no reciben hormonas en
ninguna etapa de nuestro sistema de cría.

Medications and vaccines are handled only on the advice of our veterinarians, through an on-site visit to assess the clinical condition of the batch in production, in line with guidelines defined internally by the company and its specialists, and legislation and client standards.

Los medicamentos y vacunas sólo se manipulan bajo la indicación de nuestros médicos veterinarios, mediante la visita in loco para evaluar la condición clínica del lote en producción, en sintonía con las directrices definidas internamente por la compañía y sus especialistas, y con legislaciones y normas de clientes.

El contrato entre BRF y los productores integrados determina que toda intervención en el lote en producción debe ser realizada solamente por la empresa, incluyendo cualquier tratamiento aunque no sea medicamentoso. La compañía también cuenta con una red de laboratorios que auxilia en la identificación de las causas de los problemas con los lotes, así como agiliza la toma de decisiones, mediante el rápido resultado.

BRF no hace uso profiláctico de antibióticos en la producción de aves y busca siempre mejoras continuas de los procesos, posibilitando la reducción gradual del uso de medicamentos en toda cadena. La mayor parte de la producción de aves y cerdos de BRF ya se produce sin antibióticos promotores de crecimiento. Hasta el final de 2018, el 100% de la producción de todos los animales de la cadena será libre de antibióticos promotores de crecimiento (AGP-Free). Además, BRF ha reducido el uso de antibióticos considerados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como críticos para su uso en la medicina humana.

Con el objetivo de avanzar en las acciones de bienestar, poseemos parte de nuestra producción actuando con prácticas continuas de enriquecimiento ambiental. Se han desarrollado protocolos y se están probando distintos objetos para identificar mecanismos que estimulan el comportamiento natural de nuestros animales, contribuyendo a la reducción del estrés y la mejora de las condiciones de salud, tales como:

• Para la cadena de porcinos, la utilización de cadenas, cuerdas y pajas viene siendo gradualmente implantada en los ambientes de cría;
• Evaluaciones internas utilizando perchas, fardos de virutas de madera y otros instrumentos

BRF posee indicadores específicos que evalúan el desempeño de las granjas y de los procedimientos de sacrificio, incluyendo indicadores de bienestar animal en cada una de las etapas de la producción, que están en constante perfeccionamiento. Existe un control continuo de mortalidades, obtención de peso de los animales, densidad en las granjas (cantidad o el peso vivo de animales por metro cuadrado en una instalación), la ocurrencia de enfermedades, el tiempo medio de transporte de los animales y los procesos de insensibilización pre-sacrificio , actuando con acciones correctivas cuando sea necesario.

Un checklist que incluye indicadores de bienestar animal, tales como gait score, lesiones y limpieza de los animales, se aplica en el 100% de las granjas propias e integradas en Brasil, siendo una referencia para nuestras verificaciones internas y desarrollo de planes de acción específicos.

Tenemos un Comité Corporativo de Transporte de Cargas Vivas que realiza el seguimiento de los índices de transporte agropecuario. En los países en que poseemos producción agropecuaria, el tiempo de transporte sigue siendo un gran desafío, dadas las dimensiones territoriales de cada localidad (a ejemplo de Brasil). Como forma de mitigar el estrés en el transporte, poseemos el compromiso establecido en las directrices corporativas internas que definen el tiempo máximo recomendable para el transporte de los animales. Los camiones poseen rastreadores para control de velocidad y ruta predeterminados y los conductores son regularmente capacitados.

BRF adopta las premisas del sacrificio humanitario, reforzando su preocupación por el bienestar de los animales en esta importante etapa del proceso. El 100% de los animales son insensibilizados antes del sacrificio, respetando las especificaciones religiosas cuando son solicitadas por el mercado, como es el caso halal.

Constantemente, realizamos capacitaciones de los colaboradores en el tema de bienestar animal, tales como:

• Más de 400 colaboradores sensibilizados para el tema en programas estructurados e intercambio de conocimiento sobre el bienestar de los animales en las actividades del día a día.

• En 2017, 100 colaboradores en el Programa de Abate Humanitario, reconocido por el Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento (MAPA), como parte de las acciones de la asociación con la ONG WAP. En 2018 está prevista capacitación para más de 100 funcionarios.

• 100% de nuestros integrados de pollos y pavos y de los extensionistas del equipo BRF son capacitados para el manejo de invierno y verano, en los cuales la temática de bienestar animal es fuertemente abordada.

• 100% de los equipos de recogida y de los conductores pasan por capacitaciones sobre las mejores prácticas para garantizar el bienestar de las aves en el proceso de carga en las granjas y transporte.

• En 2017, en colaboración con la Asociación Brasileña de los Criadores de Porcino (ABCS), fueron capacitados más de 900 productores y funcionarios y más de 200 extensionistas de BRF en los Módulos 1 (bienestar en todas las fases en la granja) y 2 ( bienestar en la precarga, carga y descarga de animales para el sacrificio) del programa de bienestar animal de la asociación.

• Fueron capacitados en el programa Swine Academy a más de 150 técnicos y extensionistas de BRF, yendo de histórico y concepto hasta aplicación práctica y plan de acción en el transporte, instalaciones, contingencia entre otros. Este programa de capacitación del grupo de extensión rural tiene el objetivo de formar y desarrollar el equipo agropecuario en busca del alto desempeño, agregando valor al negocio y gestionando el conocimiento interno.

• Chicken Academy, programa de capacitación para la formación continuada de técnicos y extensionistas de BRF, realizó en 2017 capacitaciones locales de los equipos de campo. Reunimos aproximadamente 300 personas de todas las unidades de Brasil y Argentina. Con contenido dividido en cuatro módulos – Sanidad, Incubatorio, Matrices y Pollo de Corte – abordamos los temas más relevantes para todas las áreas, con el objetivo de promover interacción y ampliación de la visión del proceso productivo y ofreciendo herramientas de gestión para potenciar procesos y personas .

Además, construimos alianzas con universidades e investigadores para el desarrollo de prácticas productivas sostenibles y que atiendan el bienestar de los animales de producción, así como en la promoción de encuentros técnicos para debates que fomenten conocimiento fuera de la compañía.

 

CONOZCA ALGUNAS PRÁCTICAS DIFERENCIADAS POR ESPECIES:

BRF, considerando sus principios de ofrecer condiciones de bienestar a los animales de sus crías, trabaja densidades adecuadas para las diferentes especies y categorías, siendo inferiores incluso a las normas internacionales más rigurosas. Por lo tanto, todas las aves tienen espacio para moverse libremente, con posibilidad de ejercer el comportamiento natural, tales como ciscar, bañarse en arena, revolcarse y agitar las alas.

Por ejemplo, en el 55% de los pollos criados por la empresa, que está orientada a la producción de aves leves, la densidad practicada es inferior a 32 kg/m². Actualmente, de las 23 unidades que BRF opera con pollo de corte en Brasil, 8 trabajan con una densidad final inferior a 30 kg/m2, es decir, más del 30% de las unidades, lo que representó, en el primer semestre de 2018, cerca de 48 % de las aves sacrificadas. La unidad de BRF en Tailandia opera el 100% de las instalaciones con una densidad inferior a 30 kg/m².

Todas las aves tienen acceso continuo al agua con calidad y cantidad suficiente para que tenga su mejor desarrollo y el 100% de las granjas poseen hidrómetros por los cuales el consumo de agua es monitoreado. Los registros se mantienen y, en caso de desvíos, los mismos se corrigen diariamente. La calidad del agua es monitoreada constantemente por medio de la medición de la cloración y de la realización constante de flushing (renovación del agua), ayudando también en el mantenimiento de la temperatura ideal.

La comodidad y el enriquecimiento ambiental son principios básicos del ambiente de cría de nuestras aves. Para ello, utilizamos cama de aviario de buena calidad y adoptamos como métrica cerca de 15 cm de profundidad para pavos y 10 cm de profundidad para pollos y lo manipulamos constantemente para que esté siempre mullido y seco. Siempre que sea necesario, la cama es renovada, pues además de proporcionar comodidad térmica, favorece el comportamiento natural de las aves. Toda la cama (compuesta por viruta de madera y/o una cáscara de arroz) viene de un proveedor aprobado que garantiza calidad controlada, libre de contaminantes.

Para el mantenimiento de las condiciones de comodidad térmica de los animales, se utilizan calentadores y/o ventiladores y/o campanas y panel evaporativo y/o nebulizadores en el ambiente de cría. Las temperaturas y humedad máximas y mínimas de la instalación se registran diariamente para el control y el mantenimiento de los patrones adoptados.

Entendemos también lo importante que es el manejo de la luz para las aves. Por eso, respetamos los mínimos de 8h de luz al día y 4h de oscuridad, siguiendo el ritmo día/noche y la intensidad de luz adecuada para cada fase en cada sistema de cría.

El proceso de pre-sacrificio de los animales sigue legislaciones y normas internas específicas. Para este proceso, el 100% de los animales son insensibilizados y la Compañía atiende también a las especificidades culturales, religiosas (como el caso de las directrices Halal para sacrificio), de mercados, de clientes y de certificaciones, que a menudo son superiores a las propias legislaciones en vigor.

Implantación de infrarrojos en el 100% de la producción de pavos, así como de matrices de pollo de corte, para la realización del embalaje, sustituyendo el sistema tradicional de corte y cauterización. El picaje se realiza en sólo 1/3 del pico.

POLLOS

Cerca del 40% del proceso productivo se da en sistema de aviarios convencionales, que son instalaciones que trabajan con cortinas abiertas usando el máximo de la condición natural del ambiente con uso de iluminación natural durante el día. Las demás instalaciones operan con sistemas de ambiente controlado, es decir, los cuales permiten mayor control sobre las variables ambientales extremas, tales como temperatura, humedad e iluminación.

El transporte de los pollos se realiza siguiendo las directrices del Comité Corporativo de Transporte de Carga viva. Actualmente el 100% de los pollos que siguen al sacrificio se transportan regularmente en un período máximo de recorrido de hasta 8 horas.

Como proceso innovador y único en Brasil, se implantó un proyecto piloto en la unidad de Marau (RS), para insensibilización pre-sacrificio con uso de gas, reforzando nuestro compromiso con el sacrificio humanitario.

PAVOS

Cerca del 50% del proceso productivo se da en sistema de aviarios convencionales, que son instalaciones que trabajan con cortinas abiertas usando el máximo de la condición natural del ambiente. Las demás instalaciones operan con sistema diferenciado de ambiente controlado, que permite mayor control sobre las variables ambientales extremas, tales como temperatura y humedad, pero que permiten la entrada de luz natural a través de sus cortinas. Por lo tanto, el 100% de los pavos se crían con sistema de iluminación natural.

El transporte de los pavos se realiza siguiendo las directrices del Comité Corporativo de Transporte de Carga Viva. Actualmente, el 70% de los pavos que siguen al sacrificio se transportan regularmente en un período máximo de recorrido de hasta 8 horas.

A pesar de que aún no es una obligación legal en los países en que opera con producción de cerdos, BRF se comprometió, a partir de 2012, a adoptar el sistema de gestación colectiva de forma obligatoria en todos los proyectos de expansión de la producción de BRF, y, a partir de 2014, para la adaptación del sistema de integración existente. La implantación está siendo gradual (más información en Nuestros Compromisos).

Actualmente, el 55% de las granjas de terminación de cerdos opera con densidad ajustada para el mayor comodidad de los animales. Incluso sin exportar ni producir en Europa, esta es una conducta proactiva de la empresa, que tiene un plan de acción para la adecuación de todas las granjas a los estándares europeos, con meta de conclusión hasta finales de 2026.

Uno de los principios de BRF es la adopción de prácticas que contribuyan a la libertad sanitaria de los animales, proporcionando condiciones para que estén libres de dolor, lesiones y enfermedades. Entre las prácticas de BRF:
• Abolición por la compañía del corte o desgaste de dientes de cerdos.
• Además, el 99% de la castración se realiza por medio de inmunocastración (técnica no quirúrgica y no invasiva realizada por la aplicación de vacunas sin efecto colateral). La castración quirúrgica se realiza para un reducido grupo de animales (0,92%) destinado a la elaboración de una línea específica de producto y hasta como máximo el 5° día de vida del animal. La castración quirúrgica con el uso de analgesia para este grupo ha sido probada y validada por el cuerpo técnico de la compañía y todas las granjas específicas adoptarán el procedimiento.
• La muesca, sistema de identificación por medio de perforaciones en las orejas de los animales, también ya viene siendo sustituida por sistemas de tatuajes y pendientes de identificación para trazabilidad del animal (identificación de granja de origen). La muesca fue eliminada en el 90% de los lechones hasta el final de 2017. La meta es que hasta el final de 2018, sea eliminada en el 100% de los lechones.
• En cuanto al corte de cola, se realiza en apenas 1/3 del cumplimiento y hasta el 3º día de vida del animal en función de la menor cantidad de receptores de dolor.

El transporte de los cerdos se realiza siguiendo las directrices del Comité Corporativo de Transporte de Carga Viva de BRF. Actualmente el 97% de los cerdos se transportan en un período máximo de recorrido de hasta 8 horas con una densidad de 0,42m²/100 kg en el transporte.

El proceso de pre-sacrificio de los animales sigue los principios de bienestar animal, en línea con las legislaciones, normas internas específicas y directrices de mercados y clientes, que a menudo son superiores a las propias legislaciones en vigor. Además, el 100% de los animales son insensibilizados.

Para más información, visite el Informe Anual y de Sostenibilidad de BRF.