Nuestra Cultura

Nuestra historia comenzó hace más de 85 años. Desde entonces, muchas cosas han cambiado en el mundo, y nosotros también estamos cambiando para seguir evolucionando y escribiendo esta historia.

¿Pero sabe lo que no ha cambiado? Nuestra pasión por trabajar con la comida.

Somos más de 90 mil personas repartidas por todo el mundo, orgullosas de construir, cada día, una cultura fuerte, diversa y viva, que cambia sin perder de vista lo que nos mueve:
Nuestro propósito de proporcionar una vida mejor.

Nuestro trabajo es ofrecer comida de calidad, sabrosa y práctica de una manera que mejore la vida de muchas personas, desde el campo hasta la mesa.

Somos parte de un gran ecosistema. Y sabemos que nuestro desempeño en el mundo solo tiene sentido si contribuimos a una vida mejor para aquellos que también forman parte de él.

Nuestra cadena es viva, larga y compleja y la gestionamos de manera sostenible. Sostenible porque valora a nuestra gente, porque respeta el medio ambiente y el bienestar animal y porque, al fomentar el crecimiento empresarial, crea y comparte valor con todos los que lo componen.

Prosperar en esta cadena es un desafío diario que requiere visión, coraje, empatía, conocimiento y responsabilidad.

Para esto, seguimos 3 compromisos no negociables:

Seguridad: es una condición previa para todo lo que hacemos porque está relacionado con la vida y la salud.

Calidad: debe estar en todas partes: desde productos y servicios hasta procesos, comportamientos y actividades diarias.

Integridad: Es siempre cumplir con la legislación, los compromisos que hemos firmado y nuestro Manual de Transparencia, además de actuar de acuerdo con Nuestra Esencia.

Y solo podemos hacer esto porque respetamos los principios fundamentales que determinan esta cadena: personas, interdependencia y resultados.

Esta es nuestra Esencia, es decir, nuestra forma de ser BRF. Nos inspira a mirar hacia el futuro para hacer más y mejor cada día.

¿Quiere saber más sobre ella? Haga clic aquí.